SELF LOVE

El amor propio es lo más importante que puedes darte a ti mismo y al mundo. Sin amor a ti mismo, no podrás iluminar el mundo con tu luz y ofrecer tus dones y talentos. Cada uno de nosotros tiene una misión y un propósito especial para estar aquí en el planeta, y no es hasta que realmente nos amamos y aceptamos que podemos conectarnos con nuestro propósito. Mejorar el amor propio te ayudará a descubrir cuál es tu propósito aquí en la Tierra.

¿Qué es el amor? El amor es una vibración, una vibración energética, una energía que nos mueve, una energía que nos ayuda a crear y transformar las cosas, fluye dentro de nosotros todos los días; el amor es la energía más poderosa que existe. El amor es intrínseco y proviene de lo más profundo de nosotros. Es la esencia que te mueve día a día, un impulso vital.

Cuando pensamos en la palabra “amor”, automáticamente la mayoría de nosotros pensamos en los demás; pensamos en quién amamos: nuestra pareja, familia, amigos, etc. No muchos de nosotros pensamos en nosotros mismos.

¿Qué pasaría si comenzamos a convertir este amor que sentimos por los demás, hacia nosotros mismos? ¿Te atreverías a intentarlo? Cultivar esta energía de amor en nosotros nos permitirá luego poder compartir aún más amor con los demás. Cuando puedo compartir mi amor desde un lugar de paz interior, es indescriptible y mucho más grande. Todo lo que compartimos desde el amor se multiplica.

Cuando vibramos en amor, amaremos naturalmente a los demás y podremos conectarnos con la misión de nuestra alma. Conectarnos con la energía del amor nos traerá paz y conciencia.

¿Y adivina qué? ¡ES SIMPLE Y GRATIS! No es necesario que intentes conectarte con el amor, YA ERES AMOR. Estás hecho de amor, estuviste hecho de amor, todo lo que necesitas hacer es establecer la intención de vibrar en el amor. Pruébalo ahora: cierra los ojos, inhala la energía del universo, llévala a tu corazón, diga: “vibro en amor” y luego exhala, expandiendo esta energía desde tu corazón hacia el mundo. Siente el amor que sale de tu corazón. El amor se expande y se multiplica; es contagioso, otros lo sentirán de inmediato. Cuando miras a todo con amor, ¡el mundo cambia!

Namaste!